Blog

¿Que és y para que sirve un “Bike Fitting”?

27 de diciembre de 2018

Buenas a todos los lectores, esta vez os escribimos para que juntos comprendamos una de las bases de las llamadas “biomecánicas” o “bike fitting”, y creemos que desde nuestro punto de vista debería de cumplir con los siguientes requisitos para poder llamarse como tal:

1.- La bicicleta se adapta a ti, no tu te adaptas a la bicicleta: Primera regla fundamental, sin tener la base en esta frase es casi imposible llamar “biomecánica” a ninguna prueba.

2.- No solo existe una posición buena: Existen muchas variantes que cumplen los requisitos para estar colocados sobre la bicicleta de una manera “natural” y respetando los rangos de movimientos articulares, que no te engañen!!! Aquí entra mucho en juego la experiencia y la percepción visual para contrastar las sensaciones con los datos objetivos de los programas de captura de movimiento.

3.- Sin una evaluación física previa estas perdiendo datos: Para comprender que está ocurriendo con tus articulaciones cuando te subes a la bicicleta es necesario antes evaluar tu sistema osteomuscular, ver como se comportan en sinergia tus músculos y cuales son tus rangos de movimiento para dos cosas fundamentalmente:

– Prescribir trabajo de ROM, fortalecimiento o estabilidad si fuese necesario (igual el problema de tu incomodidad reside ahí).

– Para valorar con exactitud que posición sobre la bici favorece más tu rendimiento y tu comodidad.

4.- Y no por ello menos importante “Revisiones, periodo de adaptación y mejora continua”: No todo acaba desde el momento en que sales por la puerta de 360-cycling, tienes que montar en tu nueva bici y sentir que te adaptas a tu nueva postura sobre la bicicleta, cuando cambias de bicicleta o material (zapatillas, sillín…) es muy recomendable revisar la bici. También si vas mejorando tu flexibilidad y rangos de movimiento es interesante una revisión anual para seguir optimizando tu posición por ejemplo.