Blog

EL DEPORTISTA INTEGRAL

20 de febrero de 2019

Buenas a todos, en este artículo hablaremos sobre el entrenamiento cruzado, es decir, la mejora de ciertas cualidades físicas como son la fuerza, resistencia o velocidad con una actividad diferente a la que normalmente buscamos su mejora.

El entrenamiento cruzado, también denominado Cross Training, es una combinación de distintas actividades deportivas que combinadas mejoran el rendimiento de una de ellas, por ejemplo por muchos es conocido el caso  de ciclistas profesionales del norte de Europa que han realizado preparaciones invernales casi sin tocar la bicicleta por las condiciones climatológicas pero sin embargo llegan a estar en muy buena forma con a penas 3 semanas de trabajo específico sobre la bicicleta, como el mismo Patxi Vila nos contaba de Dennis Menchov por poner un ejemplo.

Las cualidades físicas, la mejora del metabolismo y la capacidad de recuperación son una de los grandes beneficios del entrenamiento cruzado, para el ciclismo también lo son aunque éste es más empleado por runners o deportes con mayor impacto donde alcanzar grandes volúmenes en entrenamiento supone un continuo riesgo de lesión.

En la actualidad no es nada raro encontrarte a el ganador del tour de Francia esquiando, a los hermanos Izaguirre compitiendo en ciclocross o a ciertos ciclistas profesionales disputando campeonatos de esquí de fondo en el periodo invernal.

El entrenamiento cruzado no solo es cuestión de ciclistas profesionales, si tu intención es optimizar al máximo la hora que tienes para poder emplearla en el entrenamiento quizá te venga muy bien una combinación de actividades para mejorar de manera complementaria a la bicicleta, un deportista al final debe de convertirse en un atleta integral que valore el deporte en todos los sentidos y disfrute de todas las experiencias que este ofrece, es lo vemos en grandes amantes del deporte como Kilian Jornet que lo mismo te bate el record de alpinismo, de trail o de esquí de fondo, un deportista integral.